LAS VACACIONES, EL MOMENTO IDEAL PARA EJERCITAR LA HIGIENE DEL SUEÑO

Dormir bien es clave para alcanzar un pleno bienestar, al mismo nivel que seguir una alimentación equilibrada o mantener un estilo de vida activo.

Dormir bien es clave para alcanzar un pleno bienestar, al mismo nivel que seguir una alimentación equilibrada o mantener un estilo de vida activo. Sin embargo, muchas veces las preocupaciones diarias, los horarios, o incluso la temperatura ambiental dificultan que podamos dormir a pierna suelta.  Por eso, ahora que estamos a punto de entrar de lleno en plena temporada de vacaciones, es un buen momento para ejercitar la higiene del sueño con algunos consejos fáciles de incluir en nuestra rutina diaria:

  • Duerme al menos seis horas.

La gran mayoría de personas necesitamos entre siete y ocho horas, y de nada sirve pensar en recuperar horas de sueño el fin de semana: lo que no descansamos, no se recupera.

  • Haz de tu habitación un espacio tranquilo y relajado.

Además de evitar la luz excesiva, intenta que esté ventilada y a una temperatura agradable: ni frío ni calor.

  • Crea un ritual propio antes de irte a dormir.

Darse una ducha, un poco de música relajante o preparar la ropa para el día siguiente pueden ser algunas buenas ideas.

  • Cena ligero, pero no te vayas a la cama con hambre.

Mantener unos horarios regulares de comidas contribuye a dormir mejor.

  • Evita tomar bebidas con un alto contenido en sustancias excitantes a partir de media tarde. 

Algunas de ellas son el café, el té, los refrescos de cola o incluso el cacao.

  • Acuéstate y levántate aproximadamente a la misma hora todos los días.

El desbarajuste de horarios es uno de los principales responsables de no dormir bien.

  • Pon límites al uso de aparatos tecnológicos y pantallas antes de irte a la cama.

La luz que emiten puede enviarle un mensaje equívoco a tu cerebro. En su lugar, opta por leer un rato, meditar, o escuchar un poco de música con luz tenue.

  • Evita el sedentarismo.

Practicar deporte de manera habitual contribuirá a que duermas mejor, pero deja un margen de 2h entre el ejercicio y la hora de irte a dormir.

  •  Haz actividades transitorias cuando te despiertes.

En vez de abrir el móvil a toda prisa, elige empezar el día con algo de música o haciendo estiramientos.