Más información
902 109 043

Test de Intolerancia Alimentaria A200

Aprende qué alimentos le sientan mejor a tu cuerpo

Imagen: 

¿En qué consiste el test de Intolerancia Alimentaria A200?

Consiste en realizar una sencilla extracción de sangre, cuyo análisis permitirá conocer qué alimentos pueden ser potencialmente perjudiciales para su salud. Esta prueba de laboratorio mide los niveles de IgG específica frente a más de 200 alimentos diferentes presentes en nuestra dieta. Debe ser solicitada por un médico o un especialista en nutrición que elabore una dieta equilibrada y realice seguimiento con el paciente.

Una vez realizada la extracción, en pocos días se le enviará un informe donde se clasifican los alimentos en: “permitidos”, “no recomendados” y “no permitidos”, según la reactividad que se haya obtenido frente a los mismos. En base a esta relación, el especialista podrá elaborar una dieta adaptada. También se le enviará una tarjeta con la relación de alimentos no recomendados y no permitidos para su comodidad y consulta. Dicha relación es meramente orientativa y recomendamos revisar el etiquetado de los productos elaborados.

¿Quién se puede hacer este test?

Cualquier persona preocupada por descubrir posibles reacciones desconocidas a los alimentos que habitualmente consume y que desee mejorar su estado de salud evitando consumir de forma reiterada o en cantidades no adecuadas estos alimentos.

Personas que padecen alguna de las patologías inespecíficas relacionadas anteriormente para descartar una intolerancia alimentaria como causa de las mismas y poder realizar el tratamiento adecuado.

 

La intolerancia alimentaria está relacionada con determinados trastornos y molestias, que tras la supresión o modificación de las pautas nutricionales, dos tercios se han visto reducidos:

  • Procesos dermatológicos: Acné, eczema, psoriasis, urticaria, picor.
  • Trastornos gastro-intestinales: Dolores abdominales, diarrea, hinchazón, síndrome del colon irritable. Es la patología que más induce a pensar en una intolerancia alimentaria.
  • Molestias neurológicas: Dolor de cabeza, migraña, mareo, vértigo.
  • Molestias respiratorias: Asma, rinitis, dificultad respiratoria. En estos casos se puede solapar con un proceso alérgico.
  • Trastornos psicológicos: Ansiedad, letargia, depresión, fatiga, náuseas, hiperactividad (principalmente en niños)
  • Intolerancia alimentaria y obesidad: En personas obesas que no responden a los tratamientos habituales de adelgazamiento, se han experimentado pérdidas de peso, al eliminar de la dieta alimentos frente a los que se presentaba una sensibilidad alta. Su explicación está científicamente probada. Por tal motivo, el Test de Intolerancia Alimentaria está muy indicado, como prueba a incluir en la instauración de una dieta encaminada a tratar la obesidad.
  • Otros: Artritis, fibromialgia, articulaciones inflamadas.
Llámanos al
902 109 043
Déjanos tus datos y nosotros te llamamos:
 

Descargas