Deporte en verano: 7 consejos para practicar ejercicio sin riesgos

Recomendaciones para la práctica de ejercicio físico de manera saludable

Mantener un estilo de vida activo es clave para gozar de una buena calidad de vida. Por eso, es muy importante ser constante y mantener los hábitos deportivos durante todo el año, ya que de esa manera será más fácil alcanzar los objetivos marcados y obtener resultados.

Sin embargo, las condiciones ambientales propias del verano, tales como las altas temperaturas o la humedad, pueden suponer un factor de riesgo en la práctica deportiva. Por esta razón, durante la época estival es importante adoptar una serie de precauciones para practicar ejercicio de manera saludable:

  • Bebe mucha agua. En verano, la cantidad líquidos que se pierdes al realizar deporte es mayor que durante el resto del año. Por eso, es muy importante hidratarse antes, durante y después de realizar cualquier actividad física.
  • Evita las horas más calurosas. En nuestro país, las horas más calurosas comprenden desde las 14h hasta las 19h. Por eso, si practicas deporte al aire libre es conveniente evitar este tramo horario y optar por salir a primera hora de la mañana o a última hora del día.
  • Adapta la intensidad del ejercicio. Planea el ejercicio que vas a realizar y adapta su intensidad en función del lugar en donde lo vayas a practicar, y el momento del día.
  • Utiliza ropa cómoda y transpirable. La mejor opción son prendas confeccionadas en un tejido transpirable, holgadas y de colores claros, ya que nos ayudarán a estar más frescos durante la práctica deportiva.
  • ¡Descansa!  Dormir bien es clave en la recuperación física y también para evitar la fatiga durante el ejercicio.
  • Protege la piel. Usa protección solar para prevenir quemaduras e irritaciones. Los rayos ultravioleta son más intensos durante la época estival, así que debes extremar las precauciones.
  • Sigue una alimentación equilibrada. Opta por comidas ligeras para favorecer el bienestar digestivo. Es importante comer, al menos, 90 minutos antes de empezar a hacer ejercicio.