6 de Agosto de 2021

LOS CINCO PASOS PARA EL ÉXITO DEL PLAN DE SALUD INTEGRAL EN TU PYME

 

La implantación de programas de salud en la empresa es una iniciativa que influye positivamente en el bienestar integral de la plantilla, además de ser una acción clave en la retención y atracción de talento, especialmente en las pymes. Pero ¿en qué debes fijarte para ponerlos en marcha? Te desvelamos los cinco pasos que no puedes pasar por alto al diseñar el plan de salud de tu pyme. ¡Toma nota!

Ahora más que nunca, los programas de salud integral en la empresa son una de las mejores herramientas que existen para conducir a las pymes al éxito apostando por el bienestar de su plantilla. Pero en el momento de su diseño e implementación, pueden surgir muchas dudas: ¿Estoy atendiendo a todas las necesidades de mis empleados? ¿Cómo puedo saber si las medidas son las adecuadas? ¿El plan de bienestar en mi empresa parte de una visión global de la salud? 

Todas estas dudas son muy frecuentes, y por eso desde Cigna queremos arrojar luz sobre ellas desvelando todos los aspectos claves que no puedes pasar por alto al diseñar el plan de salud de tu pyme. Lo primero de todo es tener claro qué es realmente un plan de salud integral. ¿A qué tiene que responder para que pueda definirse como tal?

Es muy sencillo. Todas las áreas que conforman la vida de la fuerza laboral, desde la salud física y mental hasta la salud financiera o el acceso a la atención médica, están interconectadas entre sí.  Un cambio en una de ellas puede ejercer un efecto dominó en las demás. Por ello, cuando la empresa adopta una perspectiva integral del cuidado de la salud de los empleados y atiende a todas estas áreas, éstos percibirán que la compañía se preocupa por ellos y se sentirán apoyados y protegidos.

Por supuesto, esto genera un efecto en cadena muy positivo. Si los empleados sienten que su bienestar es una prioridad para la empresa, su satisfacción general aumentará, mejorará el clima laboral, la motivación también se incrementará y, como resultado, la productividad será mayor. Todo ello conducirá a la empresa a una mayor capacidad para ganar competitividad y lograr altos retornos económicos.

Teniendo esto claro, llega la pregunta del millón: ¿cómo aplicar correctamente este enfoque holístico a la hora de definir un plan de salud y bienestar para una pyme?

En Cigna contamos con una amplia experiencia ayudando a las pymes a navegar en su camino hacia el éxito apostando por la salud de sus plantillas. Además de desarrollar soluciones y servicios para pymes bajo los más altos parámetros de calidad y a medida de todas las necesidades y presupuestos (si te apetece, puedes acceder a más información sobre esto en este enlace), hemos ayudado a muchas empresas a desarrollar sus propios planes de salud y bienestar integral. Y por eso, sabemos que existen 5 pasos fundamentales que sí o sí debes seguir a la hora de poner en marcha un programa de estas características:

  • Explora los desafíos particulares de cada empleado y del conjunto de la plantilla

Al implantar un plan de salud y bienestar, es necesario tener muy claro cuáles son las inquietudes y desafíos particulares de cada empleado, así como las preferencias del conjunto de la plantilla. Recuerda que esto debe partir de una perspectiva global: su situación personal, el momento vital por el que estén atravesando, si cuentan o no con obligaciones familiares de algún tipo, si están sometidos a estrés financiero… todas estas son variables que debes tener en cuenta para obtener una foto fija del estado de bienestar de tu equipo.

 

  • Identifica posibles áreas de mejora en aspectos vinculados a la salud física y mental

Más allá de los asuntos relacionados con la adopción de hábitos de vida saludable, también es importante valorar el impacto que los nuevos entornos de trabajo híbridos puedan tener sobre la salud de los trabajadores, especialmente en cuestiones relacionadas con el estrés, la solidez de sus vínculos sociales o su capacidad para desconectar del trabajo. Para ello, basta con realizar evaluaciones de salud y bienestar a modo de cuestionarios, de manera que recojas valiosos insights acerca de las grandes áreas de mejora. En Cigna, las evaluaciones de salud y bienestar (Health Risk Assesment - HRA) son una herramienta útil en esta fase. ¡Déjanos un teléfono de contacto aquí y te llamamos sin compromiso para contarte todos los detalles!

 

  • Planifica y calendariza todas las acciones que te gustaría llevar a cabo

Todas las acciones que se lleven a cabo deberán estar calendarizadas por plazos de preparación, ejecución y medición. Así será posible llevar un orden en el programa y no saltarse ningún paso durante la puesta en marcha del plan.

 

  • Elabora un panel con indicadores de medición

La evaluación de los programas de bienestar es, en muchas ocasiones, pasada por alto. Sin embargo, es el paso más importante para conocer la efectividad de las intervenciones de salud y bienestar planteadas, cuantificar los costes y el retorno de la inversión, y corregir aquellas cuestiones que no hayan funcionado o que no se hayan implementado de la manera adecuada. Por eso, desde Cigna recomendamos elaborar este panel en el momento del diseño del propio plan, de manera que se pueda ir completando paralelamente al avance del propio programa.

 

  • Designa un equipo de salud encargado de la ejecución de las acciones de bienestar

El hecho de ser una pequeña o mediana empresa y no contar, por una cuestión de recursos, con un departamento de bienestar no impide poder crear un equipo ad-hoc. Es importante tener siempre definidas aquellas personas que se encargarán de tomar las decisiones oportunas, poner en marcha las distintas iniciativas saludables o medir los resultados y recopilar la información necesaria respecto al feedback de los empleados, la

consecución de objetivos o el nivel de participación.

 

Por último, uno de los aspectos que marca la diferencia a la hora de lograr el éxito en un plan de salud integral en la pyme es contar con un partner especializado de servicios de salud que comparta esta visión global del bienestar. Esta premisa es especialmente transcendental en un contexto como el actual, cuando es preciso cuidar de los empleados al máximo y en muchas ocasiones no se cuenta con los recursos, el conocimiento y el asesoramiento necesarios para conseguirlo.

Si estás pensando en poner en marcha un plan de estas características, Cigna es tu compañera de camino ideal. Creemos firmemente en una visión integral de la salud, y a través de nuestro amplio abanico de soluciones, adaptables a medida de todos los presupuestos, respondemos de manera efectiva cualesquiera sean las necesidades de tus empleados.

Ponte en contacto con nosotros haciendo clic aquí y descubre todo lo que podemos hacer por ti. Estás en buenas manos: da el paso ahora e impulsa tu negocio hacia el éxito